Visita nuestra red de blogs educativos
Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 13 de agosto de 2009

127 Te concedo un deseo

Características



Propuesta

te concedo un deseo



A cambio sólo te pido que te inventes el sueño en el que ese deseo se realiza. Así de sencillo lo planteaba Freud. Nuestros deseos se hacen realidad, como mínimo, en nuestros sueños.


Respuestas

6 comentarios:

Luisa B dijo...

¿Cómo conseguir viajar por fin a dónde quiero, Orlando en Florida Estados Unidos? ¿Cómo me desplazare en el sitio? ¿Cómo llegare a conocer todos esos parques majestuosos y cargados de tanta aventura? ¿Cuál de estos visitare? Si este es uno de mis sueños, este es uno de mis deseos, en mi sueño, me veo trabajando y ahorrando parte del dinero ganado, trabajó consecutivamente, diría que hasta afanadamente, es posible que en este trayecto como lo tengo fijo en mi mente, pues se me presenten grandes y extraordinarias oportunidades para llegar hasta allá, y se me ocurre que puedo ganarme un premio que me lleve directo al destino, o puedo ganarme un billete de lotería que cubra todos los gastos del viaje y más, o puedo recibir una invitación de algún pariente o conocido, o pueden suceder tantas cosas que cumplan mi deseo, lo tengo fijo en mi mente, mi trabajo diario lleva cargado día a día parte de este entusiasmo, ¿Cómo debo ahorrar? Me propongo conservar un porcentaje de lo que gano y pensé que los gastos innecesarios pueden ser cambiados por cuotas de alegría y entusiasmo que sean abonados a la cuenta para ese viaje; ya después de un tiempo, han pasado muchas cosas, se me han presentado buenas ganancias y buenas comisiones no esperadas, aunque secretamente deseo tanto ir que por algún lado tenía que recibir ayuda, que compensara los ahorros del trabajo y lo que he decidido no gastar para ahorrar, ya tengo el dinero que necesito, sin pensarlo mucho se me hizo fácil, ya podré viajar, pronto compro los boletos, mi sueño se hizo realidad.

Ramón Rodríguez dijo...

He soñado con dejar un legado a los ideales inducidos en todas las personas, pero no quiero que sea un adoctrinamiento, en mi sueño han de ser una opinión en la que todos se apoyan en mis ideas para crear las suyas, ha de ser mi legado, y mi nombre ha quedado grabado dentro de los libros, y he escrito algunos libros como lo he visto, algunos buenos ejemplares para la vida diaria, no faltarán en un anaquel de la biblioteca de mi ciudad, mis recuerdos oníricos también me traen la felicidad de una familia grande, de muchas personas a mi alrededor y reuniones en los días soleados para compartir y los niños jugando con una pelota y las mujeres riendo y los hombres cocinando la carne, como no esperarlo si mi tres hijos están allí afuera junto con los hijos de mis amigos cercanos divirtiéndose y jugando a las escondidas, Alaín el más astuto se ha escondido detrás de arbusto, es un lugar bastante peligroso para un niño de apenas 10 años pero él es valiente, se parece mucho a su mamá, su madre es un poco terca pero es una gran mujer, y me ha acompañado en los éxitos y los fracasos.
Cuando desperté estábamos preparando todo para realizar una pequeña reunión y bautizar el nuevo libro que he escrito de poesía, que ha impactado a muchos críticos y con los cuales he logrado algunos reconocimientos por algunos círculos literarios, los niños están felices, y mi esposa orgullosa, vienen algunos amigos cercanos es mejor que vaya a prepararme para atenderlos.

Granito de Arena dijo...

Siempre he soñado visitar los paisajes rusos y franceses que más he leído en novelas clásicas.En mi sueño, uso justamente otro sueño, el de ser escritor.
Me veo escribiendo 2 o 3 buenos libros en pocos años, libros que logren no solo calar a buen nivel en la crítica, sino ganar uno o varios premios internacionales, con lo que mi familia y yo partiríamos a algún lugar de Europa a recibir el premio y conocer tierras francesas.
En mi sueño, subimos juntos a una barca y atravesamos un Río de Francia mientras vemos caer la noche y pronto nos preparamos para conocer Rusia. El invierno ruso, temible e imponente, se nos hace interesante porque llegamos a una cabaña en las montañas. Luego de estar instalado y mientras mi esposa e hijo juegan en la nieve, yo cumplo mi sueño de ver el paisaje y tomar un te mientras preparo mentalmente un cuento que me viene a la mente, y escritor turista, me siento soñar en mi sueño, es tan grande mi ansía que no hay manera de que el sueño deje de ser sueño.

IreneO dijo...

En mi sueño, siempre me veía trabajando, en una linda oficina, usando linda ropa, atendiendo u ayudando a las personas que más lo necesitan, con un lindo carro, en los juzgados de mi ciudad, defendiendo los derechos de los demás, y para cumplir ese sueño empecé a estudiar esta hermosa carrera, con sacrificio, trasnochos, realizando exposiciones, presentando exámenes, empecé a ir a algunos tribunales a ofrecerme como ayudante ad honoren, todo para poder aprender cada día mas y llegar a hacer realidad mi sueño, pude graduarme y sin pensarlo el sueño, se convirtió en una realidad que no esperaba o no había soñado, empecé a trabajar en los mismos tribunales junto a los jueces, elaborando sentencias, atendiendo al público, después de la experiencia adquirida, deje ese trabajo porque la vida me regalo, la hermosa oficina, el lindo carro, la linda ropa, con la siempre soñé, y es así como mi deseo se hizo realidad.

Lucky dijo...


Desde que tenía uso de razón siempre he soñado con conseguir ser veterinario, algo que no he podido realizar por culpa de mi poca predisposición para las ciencias y la pena que produce tener que pinchar a los animales o realizarles cualquier operación. Es por eso, que si un genio o algo similar me permitiera realizar un deseo, sería poder convertirme en el mejor veterinario del mundo, capaz de conseguir cosa como: la cura de las peores enfermedades que atacan a las mascotas de todo el mundo, realizar las operaciones con éxito más complicadas y conseguir que todos los gobernantes del llamado primer mundo, se concienciaran de una vez por todas de lo importante que es conservar la fauna de cada país.

Florache dijo...

Mi mayor sueño es no dejar de soñar nunca. Creo que es el mejor momento del día donde apago el día rutinario y prendo la imaginación, para comenzar a volar entre mis más profundos deseos que son muchos por su puesto. Hay días en los que no sueño nada, otros que directamente no los recuerdo, y otros que fueron interrumpidos lamentablemente por el mundo exterior. También están los que quiero dejar de soñar e intentar cortar yo misma, o los que cuando despierto no los entiendo y estoy todo el día buscando aproximaciones o recuerdos que tengan que ver con el sueño.

Si bien los sueños son inexplicables a esta altura de la vida he llegado a comprender que son el mejor lugar para reencontrarse con seres queridos que ya no están más con nosotros. Para volver hacer aquella chica de mi niñez cuando tengo ganas, para volver a recordar los momentos más lindos que tuve, y hasta para mejorar a los que no fueron de tan agrado. Hoy pienso que poder soñar es lo mejor que le puede pasar al espíritu de uno mismo.