Visita nuestra red de blogs educativos

martes, 11 de agosto de 2009

171 Aunque saquen la película

Características



Propuesta


Lo que la película no te puede dar y el libro sí. Lo que dice el vídeo es un argumento muy utilizado por aquellos a los que la pereza de leer les domina. Pero hay otras razones que justifican la lectura aunque exista una película con el mismo argumento.



¿Qué te da un libro que jamás te dará una película?

Respuestas

5 comentarios:

laura vargas dijo...

ami me da un poco de pereza leer pero leeo

Granito de Arena dijo...

Un libro te permite no solo acercarte más a los personajes al conocer lo que sienten desde la intimidad de su pensamiento, sino que puedes "crear" a los personajes según tu gusto e interpretación de la historia. Personajes y escenarios son figurados en nuestra mente de la manera que queramos, sin límites de ningún tipo. Al mirar la película, las cosas son como las ves y no podrás cambiarlo.

Incluso, las películas dejan fijas ideas en tu mente que te limitan a la hora de leer el libro. Si viste en la pantalla que la oscura y misteriosa casa solo tiene un árbol deshojado a la entrada, con ramas como brazos, no será posible para tí luego imaginar que esos brazos rozan la casa en un muro donde gruesas enredaderas han hecho una alfombra que cubre toda la pared en ese ángulo de la casa. Sencillamente, viste que no está ese elemento y ya tu cerebro lo bloquea.

Otro aspecto que nos regala un libro y que es poco comentado, son esos momentos en los cuales entre dormidos y despiertos, la lectura se confunde con nuestros sueños y miramos a los personajes casi aparecer mientras caemos en brazos de Morfeo, es algo confuso, pero se siente bien quedarte dormido con tu mente atrapada por la historia.

De una manera más física, siempre tendremos la ventaja de llevar al libro donde queramos y rescatar a la joven que quedó a merced del asesino en cuanto interrumpimos la historia apenas nos acomodamos en ese banco del parque donde nos sentamos a leer todos los domingos. Por último, algo que nos permite un libro y que no solo no nos brinda una película normalmente, sino que no los niega la vida misma, es detener la lectura y reflexionar largo rato sobre lo que está ocurriendo en la historia. Una película que se detiene no es más que un retraso burdo, no solo requiere estar solo, pierde sentido por la trama que incluye música de fondo, juegos de escenarios y todo el aparataje que de ningún modo nos encontramos en un libro.

Una historia leída en un libro será nuestra historia y no algo ajeno que no podemos alterar de ningún modo.

mayde Jaimes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Redacciones JaimesWorking dijo...

El primer aspecto que puede diferenciar entre el libro y la película, es que todo el mundo tiene diversas formas de interpretar, por lo tanto, tal vez lo presentado a través de la película, puede no ser lo escrito en el libro o bien lo que sea posible que puedas interpretar tu mismo, siendo entonces que, pueden no verse o saberse a través de las películas la realidad de los hechos, tanto por esta razón, como porque una película te limita en tiempo, y la verdad un libro no puede ser fácilmente representado en una o dos horas, si este posee una buena cantidad de hojas.
Si se escoge una película en vez del libro, se estaría perdiendo el sentido por el cual el escritor se ha esmerado en crear la historia, pues allí define detalles, acciones o situaciones que pueden hacer de las letras de la historia más real o con mayor creencia, si decides leer el libro tendrás mayor tiempo para entablar una relación entre tú y esa narración, sin embargo, observar una película puede requerir tan solo de un momento, la realidad es que el escritor de la historia pudo haber decidido tomar menos tiempo e ir directamente a la película, pero por alguna razón considera más valiosa su lectura, que su transmisión en corto tiempo, y realmente en la actualidad se lee poco y se aprende erradamente de estas películas, pero las verdaderas e interesantes enseñanzas pueden estar escondidas detrás de cada una de esas miles de historias que no se han de leer.

IreneO dijo...

Es mucho mejor leer el libro que ver la película, ya que en la mayoría de los casos, el libro tiene información que tal vez por cuestiones de presupuesto y tiempo no aparecen en la película, con lo cual quedaremos de alguna manera con alguna laguna acerca del tema. El libro siempre nos va a presentar una historia más rica y completa sin las adaptaciones que hacen para comercializar la película. Y por lo general ocurre que luego de haber leído un libro, y después ver la película, es un tanto decepcionante, porque con la lectura estimular tu intelecto para imaginar las escenas, tú eras el director de tu película mental, lo cual no es para nada parecido a lo que puedes ver en la pantalla. Por tanto para concluir para mí lógicamente resulta más enriquecedor desde todo punto de vista leer un libro que ver la película por la simple pereza de no leer.