Visita nuestra red de blogs educativos

martes, 11 de agosto de 2009

167 La soledad tiene imágenes

Características



Propuesta


La última que la evoca es la de los números primos. Todo un libro de éxito en Italia y que ya estamos importando a nuestra lengua castellana. Y es obvio que los números primos estén, están, solos. No tienen con quien compartir ni siquiera una posible divisibilidad si no es con ellos mismos. Da igual que estén tan próximos como el 11 y el 13. Sus destinos nunca llegarán a encontrarse.

Y mi propuesta es: ¿qué imagen se te ocurre que puede simbolizar la soledad? ¿Por qué? Va pensemos cómo podemos evocar la soledad. No quiero empezar a poner ejemplos que luego me decís que os piso las ideas. Que lo cuentas y además como lo haces en tu blog quieres acompañar tu texto con una fotografía, mucho mejor, más evocador. (Bueno, las palabras ya suelen ser ellas muy evocadoras...)


Respuestas

4 comentarios:

Luisa B dijo...

La de una estatua en una plaza, esa imagen que se ve desolada, inmóvil a la vista de todos, que se ve abandonada por las inclemencias del tiempo, que observo en momentos como el sol penetra su silueta y la encorva de tanto calor, o como el agua de lluvia arrastra todo el polvo que en ella se concentra, por las impurezas que circulan en el ambiente y la hacen ensuciarse aunque no quiera, es esa estatua que refleja para la sociedad, algún personaje significativo o meritorio de tan digna exaltación, sobre un pedestal, exhibido en ese momento, en esa figura, su mejor momento, para que sea vista por todos y en algún momento se inquiete por descubrir que hazaña o que merito, conduje a que se hiciera una estatua.

Una estatua que refleja la soledad, pues aunque este mucha gente a su alrededor no disfruta la compañía, ni se siente mejor o peor, solo sola, desolada, muriendo de pena, esperando pasar el tiempo, sin más nada que hacer, solo allí, solo sola, sin sentir solo ser observada y cuidada en ocasiones por unos pocos, por que así debe ser, no por sentimiento, solo por necesidad de preservar y mantener, una obligación moral; el reflejo perfecto de la soledad, es esta que evoca en solitario un ser que aunque esta, no es abrazada, consentida, no habla, ni puede abrazar, solo arropa un recuerdo, un sueño de sentir y de pertenecer, en un estado consigo mismo, con las penurias de estar y no ser, abatida por el frio, el sol y la inclemencia que no logra liberar.

Aquí les dejo una imagen que evoca esta soledad;

https://cs7057.vk.me/c540105/v540105191/5bce5/lZTPAE1zlhg.jpg


Granito de Arena dijo...

El Mar en el Horizonte. Esa imagen que ha inspirado a tantos poetas y escritores, siempre se me ha presentado como la recreación más perfecta de la soledad, eterna, inmutable.

Aunque pensando en ello nos puede parecer un momento relajante, estar en un barco o a la orilla de la playa mirando fijamente el mar azul en toda su extensión hasta donde alcanza la vista. En realidad sería una forma refinada de tortura dejar a una persona en una torre donde solo pueda mirar el mar, sin nada más que las olas y el horizonte en el cual se oculta diariamente el sol. Bello los primeros meses, incluso años, pero para toda una vida sería una manera lenta de sentirse condenado a la nada eterna, una nada hermosa, pero nada al fin.

Mirar o pensar en el horizonte que vemos al final del ancho mar de manera perpetua, sería algo así como escuchar la más hermosa de las sinfonías que hayamos escuchado en nuestras vidas, escucharla y disfrutarla por completo para, al final, volver a empezar la pieza desde el principio y así, cien, mil o millones de veces, al igual que el bello horizonte en el mar, la más bella de las sinfonías representaría un hastío y llega un momento en que nuestros sentidos se bloquean, el desespero de la soledad que los marineros sobrellevan con la compañía entre ellos, el alcohol y los oficios del barco, pero solo, el horizonte, representa una soledad que difícilmente un ser humano podría soportar.

Sol un alma superior soporta tan pesada soledad, como ejemplo excepcional se puede citar al poeta Cruz Salmerón Acosta y su poema "Azul". Donde evoca todo lo que el mar hizo nacer en su alma, lo que percibía después de largos años prácticamente encerrado en una torre con vista al mar.


Azul de aquella cumbre tan lejana
hacia la cual mi pensamiento vuela,
bajo la paz azul de la mañana,
¡color que tantas cosas me revela!

Azul que del azul cielo emana,
y azul de este gran mar que me consuela,
mientras diviso en él la ilusión vana
de la visión del ala de una vela.

Azul de los paisajes abrileños,
triste azul de los líricos ensueños,
que no calman los intimos hastíos.

Sólo me angustias cuando sufro antojos
de besar el azul de aquellos ojos
que nunca más contemplarán los míos.

Redacciones JaimesWorking dijo...

No hay mejor reflejo para la soledad que su realidad, no hay mas soledad que la de unos pequeños sentados a la orilla de una acera buscando un poco de sombra para consumir algunos alimentos que han logrado obtener de la basura, mientras otros tienen el placer de comerla caliente y gustosa, no hay más terrible soledad que preguntarse en esa situación, como fue aquel niño o niño, si tiene a su lado a su padre o al menos a una familia, es que acaso fue tanta su maldad para merecer semejante soledad.
La realidad de miles de pequeños en la calle, es una situación que probablemente pocos conocen, no me imagino el temor de la soledad de estos pequeños al llegar la noche, de saber si podrán amanecer en cada nuevo día, en medio de tanto problema, la verdad es que la soledad se ve reflejada desgarrantemente en cada una de sus acciones aplicadas diariamente para vivir, la soledad se ve oculta pero dolorosa detrás de esas cicatrices en sus cuerpos aun sin sanar, la soledad se refleja en el brillo opaco de sus ojos al pasar por su lado, la soledad es su mayor acompañante y la creadora de todas sus interrogantes, así como también su más grata respuesta.
Hablar de la soledad que refleja esta imagen puede tener una variedad de tangentes, de hecho sus rostros son el vivo ejemplo de lo que en realidad puede llegar a lograr la soledad, que como siempre es mala compañera, y puede llevar a veces a situaciones inevitables.
Fuente de la imagen:
https://desconociendoloconocido.files.wordpress.com/2012/12/nic3b1os.jpg

IreneO dijo...


http://k41.kn3.net/taringa/7/3/6/6/8/2/2/crazy112/A08.jpg?2816
Para mi esta imagen es una clara evocación a la soledad, no solo porque se observe que el caballo no está acompañado en el potrero, sino que se puede analizar de toda la imagen el sentimiento de tristeza, el sentimiento de melancolía por alguna ausencia, es un paisaje gris del cual sin dudas se desprende el sentimiento de vacío, de desolación, y en el cual también se destaca la ausencia de compañía. Al observar y analizar la pose del caballo y la nieve cayendo sobre su cuerpo, podemos notar su aptitud como de resignación, su mirada triste y fija en el suelo, que nos hace entender que se siente desolado, abandonado, que al verlo nos conmueve pensado si tiene frío, o pensando en ponerle una manta que le de calor, en la mirada triste de ese caballo se demuestra la presencia de la soledad, la presencia del dolor, el sentimiento de abandono.