Visita nuestra red de blogs educativos
Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 13 de agosto de 2009

138 Despertando el diccionario, convirtiéndolo en historias, 2

Características

Finalmente siempre nos hemos de topar con la palabra, sentir la palabra y amar cada palabra. Profundizar en el amor y la riqueza expresiva de las palabras es lo que pretende esta propuesta.  Y jugar con ellas, claro.

Propuesta


No es la primera vez que creamos historias a partir de un listado de palabras.

Las que ahora vamos a utilizar tienen el enlace correspondiente a su definición y son éstas:


desarbolar
[tragabolas

Se trata de que seas fiel a lo que significan y a la vez que trabes toda una historia con sentido. ¡Qué menos que cien palabras!


Respuestas

2 comentarios:

Redacciones JaimesWorking dijo...

Al despertar en este nuevo día bajo la arboleda más radiante y relajante existente, la extraña forma de bola de un árbol que me ofrecía sombra, sorprendió mi vista, a través de esta pude determinar la magia de la naturaleza, tan impredecible como siempre, pero mientras esto ocurría un rotundo sonido distrajo mi vista, al darme cuenta que se dio un accidente en el cual un coche no pudo detener su paso y termino inevitablemente unido al bolardo, que estaba ubicado allí, quien cumplía su función la cual este conductor decidió ignorar.
Luego de acercarme a conocer sobre lo ocurrido, mientras conversaba con una persona de allí, menciono sobre la chabola por la cual acaba de transitar, en donde la necesidad llevo a sus habitantes de desarbolar, algunas montañas para forma su nuevo hogar, pero curiosamente un hombre de este grupo de familias parecía no cumplir sus tareas perfectamente, pues se encontraba embolado totalmente, la única actividad en la que quizás podría ser útil es en la de enarbolar, para evitar que pudiese ocurrir un daño superior grave, en vista de las actividades que se desarrollaban allí.
Sin embargo, a pesar de todos estos hecho la gente se mantenía en su actividad, a la que luego decidieron que era más preciso si conseguían la hipérbola, de este lugar, para conocer sus proporciones en cuanto a terreno se trataba, lo mejor de todas estas situaciones es que corresponden al hecho imaginado de una imprevista parábola, en la cual se narraron hechos interesantes.

IreneO dijo...

Ese día me encontraba en aquel hermoso arbolado, era extenso, sus grandes ramas daban la más rica sombra ante ese sol inclemente, así como también inspiraban esa protección, ya que sus ramas eran inmensas y frondosas. Sin embargo a través de los espacios que quedaban entre ellas, se podía ver la arrebolada de nubes, con su hermoso color iluminando el cielo; al continuar con mi camino por ese gran bosque. Al continuar mi camino, pude divisar a lo lejos un grupo de cazadores a los cuales se les veía con la intención de herbolar una gran cantidad de flechas que tenían a su lado, sin querer pise unos palos que estaban cerca y lo cazadores voltearon de carambola no me vieron y pude llegar a salvo a otra parte del bello arbolado, donde vi una chabola, la cual a pesar de sus condiciones, era mi única opción para que no me consiguieran.