Visita nuestra red de blogs educativos
Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 13 de agosto de 2009

140 Crónica anunciada del partido del próximo domingo

Características



Propuesta


Hay un alto porcentaje de gente a la que le gusta el fútbol. Esta propuesta pretende aprovecharse de ello. Tan interiorizadas están las crónicas de los partidos que algunos son capaces de verbalizarlas con solo conocer el resultado. ¿Qué se puede esperar de un partido que acaba 0-0? Poca cosa, un toma y daca constante en la zona del medio campo. Las defensas se impusieron a las delanteras y los jugadores de delante estuvieron faltos de inspiración. Los cracks de cada uno de los equipos no tuvieron su día. No siempre se rentabiliza una entrada.

¿Qué se puede esperar de un partido que acabe 3-2? Seguro que ha sido un partidazo. Vibrante, intenso, emotivo, con numerosas ocasiones de gol, con grandes jugadas de mérito, con unas delanteras llenas de inspiración, con paredes magistrales, con ...

¿Lo ves? Es muy fácil. Cualquier resultado puede explicarse. Decides un resultado y haces la crónica del partido del próximo domingo. Si te vas entrenando y eres capaz de acertar en tus pronósticos, el siguiente paso es dedicarse a hacer quinielas.

Respuestas

3 comentarios:

Redacciones JaimesWorking dijo...

Tal como lo es con frecuencia para todos los fanáticos y amantes del futbol, las probabilidades son un hecho importante, y de ellas generalmente se determina la realidad de juego en cada equipo, sin embargo, en medio de tanta población pues es inevitable que se de tanta variedad en este aspecto, es por ello, que no se puede escapar uno de estas situaciones, por lo cual emito mi respectiva opinión:
• Imaginemos que el próximo partido su resultado termine en un 3-1, sin embargo, no podemos definir un resultado, sin exponer las condiciones del juego, porque razón puede que se dé este resultado, es más que evidente que sería una consecuencia de las debilidades de uno de los equipos, o bien del aprovechamiento de aquellos detalles que por circunstancia de concentración persisten allí.
• Por otro lado, hablemos de un 8-0, vaya en este tipo de partidos el primer aspecto que resalta es que existe una notable experiencia entre un equipo y otro, pues no son frecuentes estos resultados, cuando se cuenta con una competitividad similar en el juego, estos partidos suelen ser de poco interés para muchas personas, porque se deduce anticipadamente el resultado.
La verdad es que el fútbol es un mundo increíble, y bastante impreciso tal vez, todo depende del esfuerzo desarrollado por el equipo, sin embargo, este aspecto solo se conoce cuando se presentan en el campo de juego, y demuestran sus estrategias de juego, que pueden resultar efectivas y a veces negativas, en fin este deporte sigue siendo bastante dominante entre los gustos de la juventud actual.

IreneO dijo...

El marcador al pitazo final del árbitro, indico que el partido quedo 7 – 0, lo hinchas del equipo, señalan que se pudo hacer mas, a pesar de que tuvo sus momentos emocionantes, donde el contrario intentaba meter el balón en el arco, la acción del portero fue fundamental, fue la estrella, ya que sin lugar a dudas tapo de manera fantástica cada una de la intensiones de gol de su contrario, de igual manera la defensa del equipo trabajo frustrando los pases que hacían los del otro equipo, e impidiendo dentro de sus posibilidades que el área de gol se viera invadida por sus contrincantes, demostrándose de esta manera la superioridad que tienen como equipo. De igual manera, salta a la vista la inexperiencia y mala técnica de los otros jugadores, quienes a pesar de llegar en varias oportunidades al área de gol, se veía en sus jugadores las ganas de brillar de manera individual y no de jugar como equipo, ya que de eso se trata el futbol

Granito de Arena dijo...

Increíble la emoción del juego, nadie lo adivinaría por el abultado resultado de 8 - 1 pero más emocionante imposible.

Al comenzar el partido, apenas sacar el balón, Brasil dominó el campo, no habían transcurrido 5 minutos cuando su delantero se acercó, pasó a 1 defensa y desde una distancia de más de 50 metros, metió un gol que levantó a su fanaticada que, entendiendo la seña, mantuvieron los gritos y la presión, desconcentrado a la selección visitante española. Quizás por la presión de los fanáticos brasileros o por el juego mismo, apenas 5 minutos después, un autogol hizo crecer la algarabía en el estadio de Rio de Janeiro.

Justo antes de cerrar el primer tiempo, un jugador español salía de su área con la pelota cuando uno de los delanteros brasileros le quitó el balón con una fuerte barrida, mientras el español criticaba, el brasilero hacía el gol. Casi se van a los golpes, las bancas se vaciaron pero el pitazo final había calmado cualquier posibilidad de peleas.

Comenzando el segundo tiempo, la tensión por la pelea, la barrida, el gol anterior, se mantenía, tanto así que en una acción confusa, el español que había perdido la pelota para el último gol, fue expulsado luego de golpear a uno de los brasileros. A partir de ahí todo fue oficio de mirón, un gol tas otro, apenas interrumpida la seguidilla por un gol de España en el minuto 40 del segundo tiempo, cuando Brasil ya tenía 7 goles pero esto hizo hervir la sangre de los suramericanos que remataron la paliza en el minuto 44 con su octavo gol. Poco que resaltar, Brasil fue superior de principio a fin y por más que se justifique en la expulsión de uno de sus jugadores, España arrancó el segundo tiempo con la partida perdida.